Nutrición ortomolecular

¿QUÉ ES ESTO? Esta complicada palabra proviene del prefijo orto- que significa «correcta o justa» y de molécula. Pretende dar la «molécula justa» para mejorar un problema de salud. Sabemos que el cuerpo tiene la capacidad de curarse a sí mismo, solo hace falta no darle cosas que lo intoxiquen y darle las cosas que le nutren. La nutrición ortomolecular lleva muchos años estudiando la bioquímica corporal para saber cuáles son estas moléculas y estas serán la «molécula justa».

¿Y DE DÓNDE SACA EL CUERPO LAS MOLÉCULAS PARA CURARSE? Pues de la alimentación. Por tanto la Nutrición Ortomolecular usa los nutrientes de la dieta, además de otros nutrientes en forma de suplemento (vitaminas, minerales, ácidos grasos…) para recuperar la salud.

¿ES UN TRATAMIENTO MÉDICO? No sería propiamente un tratamiento médico, porque no trata patologías, ni usa medicamentos. Pero sí que, al reestablecer el equilibrio nutricional, muchas veces se mejoran algunas patologías que sufre la persona.

¿EN QUÉ CONSISTE UNA CONSULTA? En la primera consulta indagamos en hábitos alimentarios, de vida, comportamiento intestinal, estado emocional y todo lo que se considera importante para disfrutar de buena salud. El tratamiento suele empezar con una detoxificación del organismo y, posteriormente, se puede dar un tratamiento personalizado.

¿PARA QUIEN ESTÁ INDICADO?La ausencia de enfermedad no implica salud. Muchas personas no sufren ningún problema de salud concreto pero viven en permanente estado de toxicidad, inflamación o desnutrición de algunas vitaminas y minerales esenciales. Podriamos decir que la nutrición ortomolecular está indicada a todo el mundo que, de forma preventiva, quiera saber cómo está y reequilibrar su metabolismo. Pero aún más para quien sufra alguna de las condiciones siguientes:

  • Trastornos digestivos,
  • desequilibrios hormonales,
  • alteraciones metabólicas (colesterol, azúcar, ácido úrico…)
  • exceso de histamina (asma, alergia, dermatitis, migrañas…)
  • trastornos del humor (humor depresivo, nerviosismo, insomnio…)